was an LDS branch president in San Nicolas, Argentina; sexually abused his stepdaughter for 5 years, including while branch president; the victim asked local LDS leaders for support, but allegedly received none; she was punished by the church for "refusing to forgive" and for "failing to comply with worthiness standards;" the accused was sentenced in 2018 to 14 years in prison

Case Summary

Carlos Escalante of San Nicolas, Argentina was an LDS branch president while he allegedly sexually abused his stepdaughter.

The abuse continued for five years.

He was later excommunicated and then rebaptized.

He was convicted in 2018 and sentenced to 14 years in prison.

Sources
  1. El abusador de Johanna confesó ante otro mormón que es culpable
    view source details | 4 Aug 2017 | TN (Argentina)
  2. Un obispo mormón violó a su hijastra y le dieron 14 años de cárcel: “Entraba a mi dormitorio y…”
    view source details | 15 Sep 2018 | Laicismo.org
Sources excerpts
  • El abusador de Johanna confesó ante otro mormón que es culpable
    Source type: News article
    Publisher: TN (Argentina)
    Date published/accessed: 4 Aug 2017
    archive 1 | archive 2

    El fiscal que se encuentra a cargo del caso de Johanna Rabbia, la chica de 22 años que denunció a su padrastro, ex obispo mormón, por abuso sexual confirmó que el acusado, Carlos Escalante, confesó ante un superior de la iglesia que era verdad. Jorge Leveratto se encuentra a cargo de la UFI 4 de San Nicolás.

    Johanna, su familia y el acusado pertenecían a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. De hecho, después de haber sido excomulgado por un consejo de varones sacerdotes en el 2013, según Johanna, Escalante habría sido reincorporado por que demostró "arrepentimiento". La iglesia recomendó le recomendó la madre de la víctima no divorciarse porque su familia había sido "sellada" y, como consecuencia de eso, el pedófilo continuó viviendo varios años bajo el mismo techo.

    La denuncia ante la justicia penal fue hecha hace dos años, después de que la víctima recurriera en busca de apoyo a través de una carta entregada por su madre a la comunidad religiosa y no recibiera respaldo.

    "Lo que refuerza la acusación es el testimonio de otro integrante de la iglesia que era el superior de este hombre".

    “Con la denuncia en 2015, tomamos conocimiento del hecho y se realizaron una serie de pericias medicas, psicológicas, un informe victimológico, se recabaron varios testimonios de otros integrantes de la familiares de la víctima, e incluso de personas allegadas al imputado que de algún modo conformaron un nexo probatorio que motivaron la continuidad de la investigación. Este año, luego de haber indagado al hombre, además de pedir la detención que no fue otorgada, se elevó la causa a juicio y está en etapa de resolverse”, informa Leveratto.

    Sobre la declaración de la víctima, el fiscal dijo a una radio local: “Denunció que el marido de su madre, entre los años 2006 y 2011, en el interior de la casa donde vivían, abusaba sexualmente de ella. Primero con tocamientos y luego con penetración. En el desarrollo de la investigación también se convocó a una hermana de la chica, porque ella manifestó que en una oportunidad Johanna observó que la tocaba. La mujer ratificó los hechos y también denunció su situación por lo que se amplió la investigación con una segunda víctima, quedando imputado el acusado de abuso sexual respecto de las dos hermanas”.

    El imputado, identificado como Carlos Escalante, admitió ante el presidente de la comunidad religosa el abuso mediante manoseo, pero no la penetración. “Lo que refuerza la acusación es el testimonio de otro integrante de la iglesia, que era el superior de este hombre y fue relevado de su secreto para que pudiera prestar declaración. Confirmó que el acusado lo convocó y admitió el abuso”, detalló el fiscal.

    Escalante sigue en libertad a pesar del pedido de la fiscalía y está viviendo en Ramallo, a media hora de San Nicolás, donde reside Johanna, hasta que se comprueben en el juicio oral los delitos que se le imputan. Tiene un defensor oficial.

  • back to online sources list
    Un obispo mormón violó a su hijastra y le dieron 14 años de cárcel: “Entraba a mi dormitorio y…”
    Source type: News article
    Publisher: Laicismo.org
    Date published/accessed: 15 Sep 2018
    archive 1 | archive 2

    Un obispo mormón identificado como Carlos Escalante recibió una condena de 14 años de prisión por violar a su hijastra en retiradas oportunidades y durante varios años. La denuncia había sido realizada por la misma joven, Johanna Rabbia, quien aseguró que sufrió los abusos cuando vivían bajo el mismo techo.

    Según indicó TN, la joven, sus cinco hermanos y su madre se habían mudado a la localidad de San Nicolás y se unieron a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos Días. En el año 2008, la mamá de Johanna se casó con el obispo y, desde ese momento, comenzó un verdadero calvario.

    “Él vino a vivir a casa, y siempre tuvo esa conducta conmigo, desde los primeros días. Era como dos personas diferentes, era incomprensible para mí. Cuando estaba mi mamá presente, estaba todo bien. Pero cuando ella no estaba, y sobre todo cuando no estaba ninguno de mis hermanos, era un infierno”, explicó la joven.

    Y luego continuó: “Era imposible para mí decirle a alguien que él era malo, porque no se veía así delante de otros. El abuso pasaba muy temprano, cuando mi mamá dormía. Él entraba a mi dormitorio. O cuando ella trabajaba y no había nadie en la casa. Yo volvía del colegio y estábamos solos”.

    “Durante mucho tiempo creí que lo que me hacía era normal, que les pasaba a todos las chicas de la Iglesia. Siempre lloraba en la escuela, quería contarlo, el cuerpo me estaba diciendo que algo estaba mal, pero no podía”, agregó la joven, angustiada.

    Paralelamente, también explicó: “Por un lado me enseñaba que no tenía que tener relaciones sexuales con chicos y yo lo cumplía y por otro lado me hacía eso. ‘¿ Por qué me pasa?’, pensaba. Sentía culpa. Después entendí que estaba mal, y no sabía qué hacer. No creí que nadie fuera a ayudarme”.

    Por esta razón, decidió contar lo que le pasaba a través de una extensa carta que le dejó a su mamá. “Lo decidí cuando me enteré de que lo que me hacía a mí también lo había empezado a hacer con mi hermana”, explicó la Johanna.

    “Mi mamá sintió confusión ya que perjudicaba a su relación y a sus creencias. Es que es difícil aceptarlo, creo. Él estaba avalado por la Iglesia. Para una persona que cree en algo, es muy fuerte cuestionar una palabra santa”.

    Posteriormente, la mujer decidió separarse del obispo; sin embargo, la reacción de la Iglesia fue extremamente dura. “Le dijeron a mi mamá que las familias eran eternas para la Iglesia, que lo de ellos había sido sellado y que por eso no era conveniente que se divorciaran. Ese fue el consejo del líder de la estaca, grupo de iglesias Roberto Buron”.

    Finalmente, Escalante confesó lo ocurrido y se puso a disposición de un consejo de sacerdotes, que lo excomulgaron; sin embargo, Johanna terminó recibiendo un castigo de los mormones ya que “no había perdonado a su padrastro y no cumplía con las normas de dignidad”.

    En marzo de 2015, la joven realizó la denuncia penal; tres años después, Escalante fue condenado a 14 años de prisión gracias a las declaraciones testimoniales de sus hermanos, su madre, y el superior de la Iglesia Roberto Buron.

Mormon Sexual Abuse Map

International map of locations where active members of the Church of Jesus Christ of Latter-day Saints perpetrated or allegedly perpetrated sexual abuse or other sex crimes, or where LDS leaders failed or allegedly failed to help abuse survivors.